Chiste de niños groseros

Este buen chiste de dos niños que tiene un gran trasfondo y muestra algunas carencias linguisticas de la vida puede causar en pequeños conflictos.

Estaban dos niños cada uno con un trompo y uno le dice al otro:
A ver, baila el trompo.
Y el otro le contesta:
No sabo.
El otro le dice:
No se dice "no sabo" se dice "no sepo".
En ese momento una señora estaba escuchando la conversación de los niños y les dice:
No se dice ni no sabo ni no sepo.
Los niños le preguntan:
Entonces, ¿Cómo se dice?
La señora les contesta:
No sé.
Y los niños le dicen:
Entonces, por qué se mete en lo que no le importa.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...